domingo, 18 de septiembre de 2011

sábado, 30 de abril de 2011

Dorrego

Dorrego


De golpe de a ratos el motor del renault 12
Que arranca
Lavado de cara sonoro
La banquina larga la brea que pide el asfalto
(veo los pájaros en los cables de alta tensión)
Es el dolor de las llantas, de lo que sale del sol

Y en la ruta pocas chances se tienen
De correr, o de cabestrear el alambrado

Siempre se está adentro
Siempre estamos del otro lado

Incineran las cigarras a sus concubinas
Y al filo del agua en el retrovisor
Que al oído habla
Que mete la cizaña
Se afloja el líquido de la dirección



Siento el placer del alquitrán
Quemándose en las pezuñas de las vacas


El carbón, el benceno que sube por la nariz,
el tapizado pegado al cuello,
merece ser explicado
merece tener relación con alguna palabra,
con el eco de alguna que flote en el camino.

De par en par los cirujanos del mercedes benz
Disimulan los errores.

Y en la agitación de las avispas del viaje
El aliento se hace vespeno
Algarrobo y lacra

El aire ruega en la combustión

Y una solidificación del páncreas
en U voy girando

volteando la ráfaga del scania
que postula
sordo y megalítico

como el cuarto jinete corriendo
por las nubes del cementerio

trenes de nova prospect

video

killing joke

video

alicia

video

martes, 18 de enero de 2011

mácula







mácula




Como cerca de los edificios
El calor de todos los hombres se evaporará
La tarde, de lado a todos se los llevó

Puro viento quemado amarillo
Corta el final de la estación

Él soolo brillaba en un círculo de carne blanca

Dijo: desearía tirarme con vos a vivir en el sueño


Dormí dormí me acosté con Él hasta que se nos pegaron las vértebras


Amé amé amé a Dios
Lo amé ferozmente
Los ojos le lamí, le mordí los dientes

El aro que Dios tenía en la lengua
El tatuaje de la nuca

El cuello los hombros

Y cuando se cansó en mi cama
Me dejo ir todo acabado como el aire que traga las sombras






Vendrán vendrán hoy a buscarme
A las siete donde estás sentado

Y al abrir
La puerta del baño
Me encontrarán
Ahogado
Bajo el peso de la ropa
Que toda mi vida
he llevado puesta

.





Que diría si fuese un incomprensible libro libro nocturno
Desconsolado estaría llorando en un rincón

Porque en las mismas horas que la tierra
Y mis huesos se aprovechan en la pira de papel

Más si ha crecido el rebaño y ha vuelto en sí

Quien quiere comer dormir coger vivir sentirse hombre común
O alguien que le de la espalda
Parecen todos estar perdiendo el genio

empezó a ser gas pelotón de otro en todos sus márgenes

todos repicaban
cuando antes no era posible contradecirlos

eso es

un sonido constante de papeles y hojas revolviéndose en el dormitorio de al lado



la noche me esta sorbiendo

me seca los testículos

el circuito de la espera

no soy bilis
soy el acecho de Jacob
el acumulador de escaleras


en víspera de las mansalvas
el hijo que todos nosotros sabemos de sus huesos
tiene de novia a una sonámbula

mas allá no me veo más
que el camino a Sierra Grande
tus ojos café el hilo de tu voz

me levanto doy gracias
estoy chorreando


¿qué tipos necesitan verlo arder?
en el tambor de la ciudad
¿Cómo llorar ahora en el barro?
en el canal de dos pueblos

zeruel




Zeruel

El brazo de Dios
cae de la luna
yo un día
giré la perilla
y olvidé apagar la hornalla

y Él en zapatillas me miraba

pienso que
este calor tiene que
terminar que
por dos días que
allá arriba que
me sepa que
sión es llegar a sión

yo jugué a los hondazos
pero maté una lagartija
con la boca cosida
como de gat
cómo de par
Sí. Ropa cocida.
Por un canal
Las mismas ciudades
se juntan
En un sábado

Mi es mi lavandera
Y la mía
Yoes la mía
Yo soy su sacro sentado
en mi hueso en Mi
es mi lavandera

seer una vez y no
yanomas y no

hice algo malo
te mostrás por eso
me venís
una vez a avisar

ynomas
hasta me
se de una vuelta
que viene por la segunda


seer una vez y no
yanomas y no




la luna
debajo de sus pies
y una vuelta por su viejita

¿amigo
te lavo? los pies

¿te llevo?

mis gallos
te van te
van a tener
que sacártelos

te voy a destrozar

veees
zeruel
ves



Estoy en tu brazo

Las quinientas

Las quinientas

Caminá respetando
Estos suelos de serios
lo único que abre el paso son los pedacitos de cuerpo que se van por el inodoro
(miente) cada veintiocho días
(blavlavla gong) (----------)
(tiren tinta) tinta que sale de la entrepierna, de la parte de adentro de los muslos, de los testículos, del hueso de la cresta.
Tinta que no mancha para escribir


(6.40 am)

padre que tantas casas vacías viste
dejáme paz en el correr
y te prometo el sueño
de los que han de parar
a armarse
antes que se los coman las palomas
de la tierra
y se les prendan los ojos
al verte
en la verdulería o vestida de colegio

sean de poco hablar mis amantes en el 82
cuando nos bajemos en el cine
y muerdan mucho sin después llamar

vengan a mí las veredas
los apósitos los domingos en familia
las peras secas

a un paso delante de la línea
nací en tu misma bolsa
con un solo cordón
vos lloraste yo no

/vos lloraste un hombre hecho
de un cuatrero
Yo merecía un cambio una perforación
Yo merecía una explicación

Yo comía de la cabeza de los hombres
Me sentaba a mirarlos
Pala en mano
Listo
Para devolverlos a la quinta del patio


¿Pensás que ella se parece un poco a mí ahora?

Cuando era chico, recuerdo que creció
Un hombre me crió
Un hombre se metió en mí
(no diré su nombre)

(aprendí a saber te
aprendí a oler te
enseñé a tocarte)

El portal de los hornos

El portal de los hornos

No quiero creer en
Los santos caminando

Cuerpo o masa que es lo mismo

Que Tal vez te mezclamos a un nazareno y lo pusimos
Arriba de los ladrillos

Tal vez te lo liberamos de los clavos
Y te lo hicimos masa en diez

Masa resurrecta absrrecta
Que se leva en los estomaguitos
salas 3 4 5
Que se inflama y se ríe sin reírse

nosotros no jugamos
tenemos sudarios
tenemos tablas
también Nos diferencian los hornos
Y de los escoltas blancos
Tenemos el aire de la tierra cuando estornuda
Los sudarios llevan en las axilas ERENO
Y sus sacros y sus costillas
Y tus sacros y tus costillas
Y su columna
Y tu columna
Y la columna de sus hijos
Y la columna de tus hijos
Y las piernas de sus hijos
Y las piernas de tus hijos
Porque cuerpo no tienen


en que bolsas lo partimos
en que le sacamos los ganchos

sale

portal que solo se abre a lanza

lanza que entra
y no pacta
alguien entra y busca y olfatea
y tira al piso la taza


que no hay pibes durmiendo…
que no hay hamacas…
que no hay potros corriendo…

los almizcles del ternero
se los servimos en bandeja


el puente de Murcia era antes el puente marduk

viento


Por pedidos



Pan por levar hongos

Hornos

Calor de masa

Pegar pegotear
Lagrimear
Empañar
Noche
Y Ejercicio

Cuerpotabla
El de los pies hinchados



Sudario

Que muñequeras nos ponemos
Como armamos la grilla

Pendejos lo miramos
Desde las vacaciones
Desde las latas
Bolos fetales directos a endurecer

Por la manga
inundo nubla de nudos los mundos
sorbiendo savia imagen verdadera
seda lasa bruna y de blancavera
pareados de párpados fecundos


parras patios postigos más profundos
(desiestas almohadas la cadera
simiente de funda blanda clavera)
perdidos inconscientes sitibundos

despierto luna siempre, Ver única
la lengua tiza, palpo porcelanas
talcos pechos latas medas moradas

siguiendo los velos de la púnica
soy fin pulso de bóvedas humanas
puntas fuegos últimas alboradas